viernes, 22 de junio de 2018

Portada

Publicidad

Intro

De fútbol, sueños y refugiados

Campaña navideña del FC Barcelona, creada por Jorge Martínez

18 de diciembre 2017
Accede a la campaña

“Esto es ‘El Sueño de Nujeen', la historia de un viaje, de un encuentro, de un sueño hecho realidad, y de un club que ha querido utilizar su enorme potencial de comunicación y visibilidad para poner el acento en un drama mayúsculo a través de una persona que alza su voz con orgullo y generosidad”. Así resume Jorge Martínez la acción de Navidad que ha creado para el FC Barcelona.

Nujeen es una joven kurda, paralítica, que, como millones de sirios, ha tenido que salir de su país. Con suerte para ella, en la actualidad reside en Colonia. Nujeen es también la protagonista de la campaña navideña del FC Barcelona, no solo porque se declara seguidora de este equipo, sino porque la suya es una historia de superación y también de alegría en mitad de la devastación. Esta acción, que comenzó a difundirse la pasada semana y de la que se han hecho eco un gran número de medios nacionales e internacionales, se busca también utilizar el poder de influencia del deporte, del fútbol y del propio equipo, para divulgar un  mensaje de sensibilización hacia la tragedia humana que supone el exilio. Cuenta a menudo en sus crónicas el corresponsal Xavier Aldekoa cómo en los rincones más recónditos de África, cuando guerras y pobreza dan una tregua, es fácil descubrir a un grupo de niños jugando al fútbol, aunque sea con un balón de trapos y una portería imaginaria. Cuenta también como, en mitad de la desolación, los futbolistas de los grandes equipos del primer mundo son sus héroes. Parece, pues, que el fútbol también puede tener y usar su poder para difundir mensajes de solidaridad. Algo que en el Barça, a través de su fundación,  se ha plasmado en un programa y una serie de iniciativas centradas en los refugiados a través de organizaciones como ACNUR, Cruz Roja y OpenArms.

El origen

Todo comenzó hace unos meses cuando Jorge Martínez, responsable creativo de la Fundación FC Barcelona desde algo más de un año, conoció a Nujeen Mustafá, la protagonista de esta historia, en un festival llamado Periplo, al que fue invitado para hablar de la relación de su trabajo con los viajes. Allí tuvo la oportunidad de escuchar su testimonio, conocerla en persona y “descubrir no solo su enorme potencial de comunicación, su influjo (es, sin duda, un ser muy especial) y su sentido del humor, sino una nueva visión del drama de los refugiados desde una óptica constructiva, humana, que nos ayuda a entender que el mayor éxodo desde la Segunda Guerra Mundial no es solo un asunto de cifras, de números, sino que estamos ante un drama humano que esconde historias de lucha y superación como la de Nujeen, historias con final feliz que resultan tremendamente inspiradoras”.

Nujeen se descubrió, además, como una apasionada del fútbol y gran conocedora del Barça, con lo que la conversación adquirió otra dimensión cuando Martínez le contó que era el encargado de visibilizar la labor social del club en más de 50 países a través de programas como Fútbol-Net, sus acuerdos con organismos como ACNUR y UNICEF, o su labor en el contexto del bullying y la educación.

Martínez le hizo una promesa a Nujeen: “algún día conocería a los jugadores a los que admira y que la llevaría a ver un partido al estadio”. Y la oportunidad de cumplirla surgió cuando el pasado mes de noviembre, el FC Barcelona le pidió una propuesta creativa para Navidad. “El club siempre aprovecha estas fechas para lanzar un mensaje en el que lo deportivo y lo social se retroalimentan, intentando poner énfasis en aquellos dramas que nos rodean”, explica. Y el de los refugiados, “que ha desaparecido de manera injusta de la primera plana en los medios”, dice, y la historia de Nujeen, surgieron como la base de una acción que “lograra trascender a lo deportivo, convirtiendo al Barça en altavoz del mensaje de una chica de 18 años que, teniéndolo todo en contra (mujer kurda, discapacitada, y refugiada) ha logrado derribar todas las barreras y convertirse en un símbolo”.

El objetivo estaba claro, pero era necesario encontrar un vínculo entre la protagonista y el equipo, más allá de la mera afición. Y este fue Manu, el chofer del autobús del primer equipo del FC Barcelona. “Propuse al Barça que le hicieran un encargo muy especial a Manu: viajar a Colonia con el autobús del equipo, entregar un mensaje a Nujeen y traerla a Barcelona para cumplir su sueño y compartir con todos nosotros su mensaje sobre los refugiados y el sinsentido de la guerra”. La idea caló de inmediato en el club, cuenta, y, para poderla llevar a cabo, contactó con Álvaro Gorospe, de Garlic. Ambos habían hablado varias veces de trabajar juntos en algún proyecto en el ámbito de la comunicación social. “Entendió a la perfección la oportunidad que representaba esta historia, su dimensión humana, su enorme potencial de comunicación, pero nunca podíamos haber imaginado, ni el ni yo, la huella que Nujeen y Manu dejarían en todos los que hemos formado parte de esta aventura”, dice el creativo.

Rodaje

A ellos se unió Diego Postigo, “a su talento y sensibilidad, hay que sumar su capacidad de empatía y su habilidad para dirigir a un equipo en condiciones difíciles, con tiempos muy apretados, y con la presión que supone saber que estábamos haciendo algo que, hoy podemos corroborar, se ha convertido en noticia en todo el mundo”.

El rodaje duró cinco días en los que el equipo acompañó al conductor en las 19 horas que duró el viaje de 1.300 kilómetros de Barcelona de Colonia; documentaron la entrega del mensaje/invitación de Piqué a Nujeen, el entorno familiar y “el día a día de quién ha tenido que empezar de cero”, el viaje de vuelta a Barcelona para plasmar el “momento mágico que fue la visita de Nujeen al estadio, su charla cercana y distendida con el presidente del FC Barcelona, su presencia en el palco del estadio para ver un partido, y su posterior encuentro con jugadores como Gerard Piqué, Ter Stegen, Andrés Iniesta, Luis Suarez o Leo Messi”.

El sueño de Nujeen se presentó la semana pasada en el auditorio del FC Barcelona, con la presencia de Nujeen y Josep María Bartomeu, ante un aforo repleto y con más de 70 medios internacionales. Durante el acto, dice Martínez, “esta joven prodigio, este ser luminoso, se metió en el bolsillo a todos los periodistas, fotógrafos y directivos que se acercaban a ella, y mientras contemplaba la pantalla, no podía dejar de pensar en lo afortunados que somos todos aquellos que podemos hacer felices a los demás, la magia de hacer realidad una idea, materializarla”.

Jorge Martínez resume así esta experiencia: “Nosotros hemos regalado a Nujeen algo que jamás podrá olvidar, pero hoy, lleno de orgullo, regreso a casa con la sensación de que es ella la que nos ha regalado a todos nosotros un preciado tesoro, el de la tolerancia, el de la generosidad, el de la superación constante. Gracias, Nujeen, por dejarme soñar contigo, y gracias al FC Barcelona por ser, en efecto, mucho más que el equipo de mis amores”. Por su parte, Álvaro Gorospe añade que “ha sido un privilegio trabajar por fin con Jorge Martínez; hacía tiempo que andábamos buscando el proyecto y este nos conquistó de inmediato. Con su increíble capacidad persuasiva, Jorge consiguió convencer al equipo de fútbol más influyente del mundo de que debía traer como invitada de honor a Nujeen y dedicar todo su mensaje navideño a que se vuelva a hablar de los refugiados. Han sido tres semanas de producción agotadoras, pero todo el esfuerzo compensa con creces cuando ves a Nujeen contando su historia en todos los periódicos. España se comprometió a acoger 17.337 refugiados y no ha cumplido ni con el 15% de esa cifra. Campañas como esta nos recuerdan este drama tan vergonzoso.

Publicidad

Concursos

> No hay Concursos para la fecha seleccionada.

Agenda

> No hay eventos para la fecha seleccionada.

Publicidad