martes, 16 de octubre de 2018

Portada

Publicidad

Sí, la publicidad sigue siendo sexista (pero parece que algo menos)

Los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en la industria, analizados en una mesa redonda

Junio 2016

¿Es nuestra industria sexista? era el título que encabezaba la primera mesa redonda de El Sol 2016.  Y a tenor de las opiniones y la experiencia de los participantes, parece que sí, el mundo de la publicidad ha discriminado históricamente a las mujeres, pero las causas son complejas y, afortunadamente, las cosas están cambiando.

La presidenta de Publicaciones Profesionales y moderadora de la mesa, Esther Valdivia, introdujo el debate aportando algunos datos de la última edición del Grant Thornton Report (2015) referentes a España: el 52% de los licenciados universitarios son mujeres, estas ocupan el 9% de los altos cargos y el 25% de las direcciones funcionales, pero todavía hay un apreciable porcentaje de empresas (31%) que no tienen ninguna mujer en puestos directivos. Centrándonos en la publicidad, y más concretamente en los departamentos creativos, un estudio realizado por el CdeC en 2014 indica que solo el 19% de los directores creativos son mujeres. Según Ana Lamas, fundadora de Fiverooms y presidenta de WomanCEO, el porcentaje de mujeres directivas en marketing está en torno al 25%-30%, una cifra similar a otros negocios, lo que “no es suficiente” ni un dato “para vanagloriarse, porque marketing es una profesión con mucha presencia de mujeres. Este es un sector tremendamente sexista”.

José María Rull, presidente de la AEACP y de DDB, explicó que el 60% de la plantilla de su agencia son mujeres. Por departamentos, ellas son el 65% en cuentas, el 55% en estrategia y el 45% en creatividad. “Con estas cifras, probablemente dentro de poco las directoras creativas ejecutivas serán mujeres. En nuestra agencia no elegimos a la gente por ser hombre o mujer, sino por su talento”, indicó. También Jordi Palomar, director del festival y presidente de JWT, aseguró tenerla conciencia tranquila” al respecto. “Creo que nunca he discriminado en una decisión de ‘management’ a alguien por ser mujer”, dijo.

¿Qué pasa entonces para que los puestos de arriba sigan ocupados mayoritariamente por hombres? Según los participantes en la mesa, tiene bastante que ver con las inercias, con cómo se trabaja en las agencias y con que las mujeres sigan asumiendo más cargas familiares y tenga otras prioridades. Mónica Deza, fundadora de Bendit Thinking, hizo referencia a un estudio publicado el año pasado según el cual, para ellos la prioridad es tener éxito, para ellas, ser feliz. “Quizá nuestra definición de éxito no sea la misma. Puede que para las mujeres el éxito no sea solo tener un puesto directivo. Solo queremos poder lograrlo en igualdad de oportunidades”; una opinión puntualizada por Ana Lamas, que hizo referencia a otro estudio de Y&R, según el cual, el trabajo se ha convertido en la principal preocupación para las mujeres.

Conciliación

En lo que todos coincidieron es en que el problema tiene bastante que ver con la posibilidad (o más la imposibilidad) de conciliar en este sector. “No creo que la industria discrimine a las mujeres. La empresa lo que discrimina es cuánto estás dispuesto a dejar de lado tu vida por la empresa, y suele ser la mujer la que cede”, apuntó Palomar. “Es una discusión más familiar que de las empresas”. Rull, por su parte, admitió que en relación a esta cuestión los directivos de las agencias tienen “la responsabilidad de poner ciertos límites a los anunciantes. Estamos en un negocio que no pararía las 24 horas al día los 365 días del año”.

Pero el problema no es solo que las mujeres prioricen la vida familiar o las maratonianas jornadas de las agencias. Al menos no en opinión de Uschi Henkes, fundadora de Zapping y miembro de la plataforma #MásMujeresCreativas, que aseguró que el de publicidad sigue siendo “un mundo tremendamente masculino. Es como un club con su idioma y sus reglas, y es muy difícil romperlas”. Todas las mujeres que tomaron parte en la mesa reconocieron haberse sentido discriminadas en algún momento de su carrera.



Volver al especial del festival.

Publicidad

extra1