lunes, 22 de octubre de 2018

Portada

Publicidad

Intro

Carlitos es mi padre

'Cuéntame cómo pasó' entra en la época dorada de la publicidad

11 de octubre 2018

San Genaro, el barrio de ficción en el que transcurre la serie de TVE Cuéntame cómo pasó, ya está en la recta final de los ochenta, concretamente en noviembre del 87, y la creatividad española vive su mejor momento. En el capítulo de hace un par de semanas, Carlos, al que conocimos de niño y hoy ya es un treintañero, consiguió un trabajo en una agencia de publicidad. En el del jueves pasado ya estaba trabajando con sus compañeros en su primer anuncio: una campaña sobre el Sida que explicaba lo que sí da y no da. En el capítulo de hoy, el reto será mayúsculo: enseñar a usar bien la televisión…

¿Os suena?

Cristina Lago, jefa de documentación y prensa de Ganga Producciones (la misma productora del programa Ochéntame otra vez, que también ha tratado el tema de la publicidad) nos deja claro que la agencia en la que Carlos trabaja no es Contrapunto, aunque parece evidente que es el espejo en el que se han mirado. De esta agencia les atrajo “su pasión por la publicidad, su creatividad y su capacidad de reflejar y conectar con una nueva imagen de la sociedad española”, cuenta. Además, les han cedido los derechos para emitir los anuncios y prestado algunos elementos de atrezzo que se han utilizado en el decorado de la serie.

Contrapunto fue, seguramente, una de las agencias más innovadoras y punteras de los ochenta. Joaquín Oristrell, coordinador de guion y guionista de la serie, dice que “Cuéntame cuenta España, y la publicidad eclosionó en los ochenta de una manera espectacular”. De ahí que hayan escogido este momento para que Carlos trabaje como creativo en una agencia.

En el capítulo de esta noche aparecerá el primer anuncio español que ganó un Grand Prix en Cannes. Se trata de la campaña Aprende a usar la televisión, protagonizada por la perrita Pippin, esa que trataba de enseñarnos a ver televisión de un modo más racional. Las dos campañas, cuenta Lago, “reflejan inquietudes de la sociedad en la época”. Y especialmente la del Sida “ayudó a cambiar la percepción negativa de la enfermedad, a visibilizarla. Y hacer visible un problema es el primer paso para encontrar soluciones. Es un gran ejemplo de cómo la publicidad puede mejorar el mundo”, opina.

Con estas tramas querían rendir un tributo a la publicidad, de hecho, en el capítulo de esta noche “se incluye un off de Carlos adulto que reconoce la autoría de la agencia Contrapunto en la campaña del perro Pippin”, afirma Oristrell. Además, muchos de los profesionales que trabajan en la serie lo hacen también en publicidad. “En Cuéntame tenemos la suerte de tener a profesionales como Tote Trenas, uno de los dos directores de fotografía de la serie, o Antonio Cano, uno de sus cuatro directores, que  han desarrollado buena parte de su carrera profesional en el sector de la publicidad”, continúa Lago. “Trabajamos en el mismo sector, el de la producción audiovisual, y estamos muy abiertos a reflejar en la serie el mundo profesional que mejor conocemos”, comenta.

¡Ah!, se me olvidaba. Me presento: mi nombre es Marina, y mi padre, el de verdad, es Paco Segovia. Él fue uno de los creativos de Contrapunto que llevaron a cabo la campaña del Sida en el año 1987. De hecho, una de las vocecillas que dicen eso de ‘Si da, no da’, es la suya. También participó en la campaña de Pippin, y en 1989 estuvo en Cannes recogiendo junto a sus compañeros el Grand Prix. Así que, aunque desde Ganga Producciones afirmen que no se han inspirado en ningún profesional de la época para el personaje de Carlos, yo estoy segura de que es mi padre.

Publicidad

Concursos

> No hay Concursos para la fecha seleccionada.

Publicidad