• Qué mala es la envidia

    Algunos post atrás, Toni se quejaba de sus amigos argentinos, Leandro Raposo, etc…(post de 2 Oct. 2006). Y de la envidia que le provocaba la habilidad – y la posibilidad de la que gozaban en Argentina – de...

  • Algunos post atrás, Toni se quejaba de sus amigos argentinos, Leandro Raposo, etc…(post de 2 Oct. 2006). Y de la envidia que le provocaba la habilidad – y la posibilidad de la que gozaban en Argentina – de extraer referencias de todo tipo para integrarlas en un discurso comercial. Coincido plenamente con él. Parece ser que la envidia es el pecado nacional de los españoles. Bueno, a mi la envidia me corroe hoy por la campaña de Lopetegui. He de decir, antes de que me lo señalen, que los de Shackleton son amigos personales, por lo que la envidia, en vez de mitigarse, se hace más aguda. Cuando por la distancia – sociológica, geográfica, lo que sea…- no conoces las circunstancias que rodean a una campaña, la envidia suele escudarse en ese alejamiento, pensando que las condiciones son distintas y que tu jamás podrías haberla llevado a cabo. Pero ésta es muy cercana. Y eso duele. No es la primera vez que rompen la baraja. Ya lo hicieron con Referéndum Plus – la idea de crear de la nada un producto para promocionar otro ya destacó por su originalidad – y después, siguiendo el mismo patrón y autoparodiándose, con Kelifinder. Y ahora crean otro patrón nuevo, que no dudo autoparodiarán […]

      • Autor
      • Redacción