• La Publicidad es la leche (con galletitas)

    Es divertido y estimulante ver hasta qué extremos llega la publicidad cuando sus feudos tradicionales – los medios masivos – van perdiendo pie y conexión con la gente de la calle. Y nunca mejor dicho: la calle...

  • Es divertido y estimulante ver hasta qué extremos llega la publicidad cuando sus feudos tradicionales – los medios masivos – van perdiendo pie y conexión con la gente de la calle. Y nunca mejor dicho: la calle se está revelando cada vez más como un escenario capaz de proporcionar experiencias con las marcas que otros medios no pueden ni acercarse a soñar. El «Street Marketing» en simbiosis frecuente con el «Buzz- Word of Mouth» está pasando de ser una anécdota menor a ser un medio poderoso de largo alcance y recursos casi infinitos. La última iniciativa de la archiconocida, longeva, y bien articulada como pocas campaña «Got Milk» es digna de mención: Han colocado artilugios que propagan el olor de cookies recién hechos en paradas de autobús – de momento sólo en San Francisco – junto al cartel de «Got Milk» Brillante. Nota Bene: Las susodichas galletitas acompañadas de un vaso de leche son aquí el equivalente de nuestro castizo chocolate con churros y su sola remembranza – cuanto más su sicalíptico aroma – despiertan la misma revolución de jugos gástricos. El olfato es quizá nuestro instinto más primigenio y el más capaz de evocar sensaciones, y quizá el último territorio inexplorado de la publicidad – los «scented ads» de […]

      • Autor
      • Redacción