• Más cosas.

    El mes prometido ha acabado convirtiéndose en dos. Espero que me lo sepáis perdonar. De entre los temas que me proponéis he elegido hablar sobre la organización de una agencia en estos tiempos de zozobra. Y...

  • El mes prometido ha acabado convirtiéndose en dos. Espero que me lo sepáis perdonar. De entre los temas que me proponéis he elegido hablar sobre la organización de una agencia en estos tiempos de zozobra. Y como la agencia que mejor conozco es la nuestra, os hablaré de scpf. Además la marcha de Julio (a quien voy a añorar mucho porque dudo que la vida vuelva a ponerme al lado de alguien tan brillante) nos ha obligado a reafirmar nuestras posiciones al respecto. Saber quién eres. La primera conclusión es que no creo que éste sea un tiempo de reinvención, sino de reencuentro. No sé si yo, por ejemplo, a mis 45 años, estoy en disposición de transformarme demasiado. Creo que la madurez significa, por encima de todo, el progresivo reconocimiento de lo que uno es, de aquello para lo estamos dotados, y sobre todo de aquello para lo que no. La madurez también alcanza a las compañías. Esa es la gran ventaja de una agencia con una trayectoria lo suficientemente larga como scpf  (más aún si añadimos los cinco años de Delvico): uno puede mirar atrás y reconocerse, entender quién es. Sobre todo porque nuestro trabajo, aquello en lo que de verdad creemos, no es perceptible sin el paso […]

      • Autor
      • elpampu@terra.es