• El control corporativo de la comunicación de las marcas

    Hay en que rendirse ante la evidencia; en los tiempos de los social media y la Web 2.0 resulta inútil intentar mantener un absoluto control de la comunicación de las marcas. Y tal vez no sólo sea inútil, sino...

  • Hay en que rendirse ante la evidencia; en los tiempos de los social media y la Web 2.0 resulta inútil intentar mantener un absoluto control de la comunicación de las marcas. Y tal vez no sólo sea inútil, sino también contraproducente, si este control se intenta imponer coercitivamente.  Apúntense un nuevo ejemplo; partimos de un  titular de la edición online de El País del viernes y de  la impresa del sábado: «Tres empleados de Caprabo, sancionados por colgar en Internet una parodia del Chiki Chiki». Les resumo los hechos: Tres trabajadores de la firma de distribución catalana graban un vídeo en lo que parece la trastienda de uno de los establecimientos bailando el ya malogrado chiki-chiki y lo cuelgan en YouTube con la intención de aparecer en el programa de Buenafuente (laSexta). El vídeo (que misteriosamente ha sido retirado de YouTube, aunque puede verse en ElPaís.com) es de lo más inocente; creo que objetivamente no hay ningún elemento en el contenido que pueda perjudicar la imagen de Caprabo; más bien todo lo contrario: transmite buen rollo, simpatía, sentido del humor…Sin embargo, desde la compañía no lo ven así, y, tras tener conocimiento de la iniciativa de sus trabajadores, deciden imponerles una dura sanción  (suspensión de empleo y sueldo de 21 […]

      • Autor
      • victor gil martil