• Por qué creo en el crowdsourcing

    Estoy impresionado con la noticia que aparece hoy en la contraportada del diario Qué! Quienes conocen mis andanzas en la blogosfera,  ya saben de mi facilidad para emocionarme con aquellas historias que nos...

  • Estoy impresionado con la noticia que aparece hoy en la contraportada del diario Qué! Quienes conocen mis andanzas en la blogosfera,  ya saben de mi facilidad para emocionarme con aquellas historias que nos revelan cómo la tecnología o la socialización en contextos en los que los que el marketing lo invade todo, han contribuído a que muchos consumidores – a quienes hemos bautizado como crossumers– acaben desarrollando increíbles habilidades para ponerse en el rol  del vendedor y desplegar comportamientos verdaderamente inéditos. Lean el caso de Miguel Marina. ¡Menuda lección de creatividad, estrategia de negocio y de medios (y menuda jeta, pero eso ya es otra historia…)!! Seguro que a ninguna de las muchas consultoras de negocio que en estos días deben estar siendo acosadas por inmobiliarias en apuros en busca de soluciones desesperadas para sortear la caída en picado de las ventas se les ocurriría proponer semejante idea. ¡Rifar las viviendas en stock! Cuando en 1930 el filósofo español Ortega y Gasset publicó la Rebelión de las Masas, en el período de entreguerras y en pleno auge de los fascismos, lo hacía desde una perspectiva elitista y desde la desconfianza hacia el «hombre-común», el «hombre-masa»: y entendía que eran las minorías quienes protagonizaban la voluntad de aprender y, por tanto, […]

      • Autor
      • victor gil martil