• Transgresión publicitaria en los tiempos de la moral de poliestireno

    La hiperestimulación a la que nos vemos sometidos en nuestro día a día impide que reparemos en la velocidad a la que se suceden los cambios sociales. Desde el punto de vista histórico, asistimos a un ritmo de...

  • La hiperestimulación a la que nos vemos sometidos en nuestro día a día impide que reparemos en la velocidad a la que se suceden los cambios sociales. Desde el punto de vista histórico, asistimos a un ritmo de ‘renovación’ de valores morales absolutamente inédito. Por supuesto, los análisis más conservadores no hablan de ‘renovación’, sino de una  ‘destrucción’ de valores que nos conduce a sociedad anómica, de libre albedrío, en la que reina la anarquía.  A la que profundizamos  un poco en el asunto,  nos damos cuenta de que al final las distintas versiones con las que se juzgan los cambios se explican por factores generacionales; para los jóvenes los valores morales no escapan a la esfera del consumo, podríamos incluso decir que son en sí mismos  «objeto de consumo», sometidos,  por tanto,  a los designios de la moda y al principio de «novedad» (no hay valores inmutables). El arraigo y el éxito del Hip Hop -un estilo musical dogmático y moralista como pocos-  entre las generaciones más jóvenes de españoles evidencia la receptividad de éstos hacia mensajes morales. No hay pues ‘ausencia de moral’, sino más bien moral líquida, o ‘moral de poliestireno’ (en contraste con la ‘moral sólida’ de las sociedades tradicionales)… Esta reflexión sobre el cambio social […]

      • Autor
      • victor gil martil