• 31 de Julio

    Llegó la cifra mágica y se acaba lo que se daba. 31 de Julio: aunque uno aún siga por estos lugares de aire acondicionado y pantallas extraplanas, el blog cierra hoy hasta el 1 de Septiembre. Ya era hora,...

  • Llegó la cifra mágica y se acaba lo que se daba. 31 de Julio: aunque uno aún siga por estos lugares de aire acondicionado y pantallas extraplanas, el blog cierra hoy hasta el 1 de Septiembre. Ya era hora, ¿verdad? Toca veraneo, esa costumbre casi olvidada ahora que la gente trocea sus vacaciones en quincenas o incluso en semanas. Eso, quien las toma, claro. La verdad, creo que ahí hemos perdido mucho, señores. Vale que sonaba decomonónico lo de los veraneos largos y tendidos -me levantro y duermo la siesta, que decía uno…- pero seguro que eran mucho más sanos mentalmente. Ah, y no me vengan con que, a cambio, eran tiempos de pobreza material, que ese cuento ya no se sostiene. Nos iremos pues a recorrer el mundo o la playa de delante de nuestro apartamento, depende de gustos, pero nos iremos. Física y, sobre todo, mentalmente. Atrás dejaremos a los ambiciosos ejecutivos que imaginan operaciones empresariales ingentes -que atiendan a sus familias en lugar de hacer el ganso, que seguro que habrá menos fracaso escolar-; dejamos también a los workholics que buscan su reafirmación en los minutos dedicados a hacer ricos a sus accionistas -que se dediquen un poquito a si mismos, les ayudará a rellenar sus vacíos-; […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós