• 23 de Septiembre

    Miren que somos animales de sentido común, pese a que siempre digamos que es el menos común de los sentidos. Fíjense: llegaron las lluvias en mitad de la crisis y ahora nos enteramos de que nos divorciamos...

  • Miren que somos animales de sentido común, pese a que siempre digamos que es el menos común de los sentidos. Fíjense: llegaron las lluvias en mitad de la crisis y ahora nos enteramos de que nos divorciamos menos. Claro: las pelas, para sobrevivir, no para alimentar abogados… Debieran aplicarse el cuento quienes a estas alturas del partido andan con guerras de pacotilla -ya, ya: ninguna guerra es de pacotilla, pero con la que está cayendo lo aprecen-. A saber: del Cinco al Seis andan las cosas revueltas, con pillerías varias y un juego de «a mi tú no me callas» que va a terminar mal, ya verán. Por otro lado, el Gol de Roures se ha hecho carne y verbo en algunas plataformas digitales pequeñitas: mientras esperan a que la legislación amaine, es un buen sitio para refugiarse. En fin tiempos revueltos para todos: los profesionales se mueven aunque el lugar común es que es mal momento para ello e incluso nacen nuevos proyectos que, tal vez, hicieron el plan de negocio en tiempos más apacibles. Suerte a los aventureros, porque de ellos será el futuro. Seguramente. Y déjenme termianr hoy con un añadido a lo de ayer de Camp Rock y su higiénica visión del mundo adolescente y rpeadolescente: […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós