• Una marca para un nuevo orden

    Es domingo por la tarde; es decir,  pre-lunes de bajón para todos los efectos. Últimamente, como no tengo demasiado tiempo disponible, escribo todas las entradas de este blog en domingo por la tarde, y, claro,...

  • Es domingo por la tarde; es decir,  pre-lunes de bajón para todos los efectos. Últimamente, como no tengo demasiado tiempo disponible, escribo todas las entradas de este blog en domingo por la tarde, y, claro, pasa lo que pasa: soy incapaz de contarles cosas alegres o divertidas. ¡No puedo con los domingos por la tarde! Tengo que cambiar de hábitos para escribir. Incluso barajo la posibilidad de tomarme «libre», por ejemplo, la tarde de los miércoles y trabajar la de los domingos. Quiero escribir sobre cosas positivas, que me animen e ilusionen a mí y a quienes me leen, pero los domingos a estas horas, generalmente, no me salen. Y no sé ustedes, pero yo necesito que alguien (persona, institución, medio de comunicación o marca)  me ayude a desdramatizar las consecuencias de la crisis, o al menos a relativizarlas. Como consumidor, echo de menos una marca que me diga: «¿Que es cierto que el sistema se hunde? Pues mira, a lo mejor no es tan catastrófico como nos lo pintan».Está claro que si el sistema financiero se viene abajo es porque, como el propio Bush nos ha explicado, «la mano invisible«,  en lugar de ocuparse de que todo funcione manera orgánica, se dedica a repartir mamporros en Wall Street. Vamos, […]

      • Autor
      • victor gil martil