• ¡Salvemos a Lois! Una gran marca que se lleva por delante más de 400 empleos

    ¡Qué agotamiento! ¡Cómo aburre el tema  crisis! Vayas por donde vayas, leas lo que leas, hables con quien hables…crisis, crisis, crisis.  ¡Pero si soy yo el que saco el tema a la primera de cambio! En todo...

  • ¡Qué agotamiento! ¡Cómo aburre el tema  crisis! Vayas por donde vayas, leas lo que leas, hables con quien hables…crisis, crisis, crisis.  ¡Pero si soy yo el que saco el tema a la primera de cambio! En todo caso, aunque ciertamente cansino, no vean si nos dio juego el asunto la semana pasada. ¡Me encanta que se entablen conversaciones cruzadas en los comentarios a las entradas de este blog! No sé si ustedes las suelen leer, pero yo les recomiendo que lo hagan, pues tienen bastante más interés que lo que yo escribo (lo cual, todo sea dicho, tampoco es que sea muy difícil, porque últimamente estoy de un espesito…). De verdad, a mí me hace mucha ilusión recibir en el e-mail el aviso de que alguien ha comentado una entrada. En cuanto lo recibo, dejo lo que esté haciendo, y vengo rápidamente al blog a leerlo y a responder, si procede.  Permítanme, pues, que agradezca públicamente  la  aportación que hacen a esta bitácora tanto  los comentaristas ‘de plantilla’ –como Angua, Observator…- como los que se asoman de forma más esporádica, al tiempo que les animo a todos a unirse a la conversación. ¡Pruébenlo! Es entretenido. ¡Todos los puntos de vista cuentan! Igualmente, hoy me asomo a esta bitácora para darles […]

      • Autor
      • victor gil martil