• Más Anuncios

    La creatividad

    Félix Muñoz habla sobre la creatividad en su nueva Carta a un estudiante de Publicidad

    • Redacción 30 noviembre 2009
  • Querido estudiante,

    Hoy te contaré mi punto de vista sobre la creatividad. Es fundamental que antes de entrar en ello, repases las cartas sobre la marca, la comunicación, los medios, la estrategia,… porque el principal problema de la creatividad viene cuando el que la gestiona, ya sea el que la produce o el que la conduce, han olvidado su conexión con el fin fundamental de la comunicación comercial y por el hecho de que tenga algo de arte en su preparación, piensen que están haciendo arte por el arte.

    También he de advertirte que te quites esa idea que a veces tenemos en la cabeza de la creatividad como algo de la que se ocupan algunas personas de las agencias que se han apropiado del término y llamamos creativos. Éstos, los creativos publicitarios, se dedican a aplicar la creatividad en los mensajes publicitarios, pero para que todo funcione, necesitamos también creativos en cada una de las tareas que desarrollamos: creativos en los negocios, creativos en el marketing, creativos en los medios, creativos en la gestión de los procesos,…. En fin, mas vale que te sientas también creativo si de verdad quieres seguir en esta profesión.

    Ser creativo es sencillamente llegar mejor al sitio correcto por un camino diferente. No pienses que el creativo parte siempre de cero. Es falso. El buen creativo mira constantemente, se fija en todo, se inspira en todo, copia lo que le es útil, cambia lo que le conviene cambiar, transforma lo que es necesario, reutiliza lo que es más válido,… al final ve lo mismo que tú, pero lo mira de otra manera.

    Tampoco es el mejor el que más caso te hace: el mejor creativo tiene ese punto de insumisión, de inconformismo, de dudar de todo y de cuestionarse todo. No sólo no te da la respuesta que estás esperando, sino que a veces te cambia la pregunta que le estás haciendo. En el fondo, la creatividad es también una actitud.

    La creatividad publicitaria es la parte más difícil de manejar. No todo el mundo sabe gestionar el talento creativo. No es una herramienta más. Es talento que sale de personas y sólo te lo entregarán si sabes conectar bien con ellas: inspirar sin dictar, debatir sin imponer tus ideas, criticar sin herir, exigir pero con respeto y, sobre todo, valorar si se merece.

    El producto de los creativos publicitarios son ideas, grandes o pequeñas, costosas o baratas, sencillas o complejas,… Un consejo: no tomes notas cuando te presenten ideas. Simplemente estate atento; si son buenas las ideas se quedarán en tu memoria y si no lo son, simplemente se olvidarán. Las buenas ideas se enganchan en las neuronas de una manera especial que reconocerás con la práctica.

      • Autor
      • Redacción