• Lecciones de un Golfo

    (Por cierto, antes de usarlo, consulté el diccionario, ¡no vaya a ser! Golfo, además de la porción de océano, dícese de quien tiene un comportamiento sexual deshonesto. Dicho con cariño o sin él, ser un golfo...

  • (Por cierto, antes de usarlo, consulté el diccionario, ¡no vaya a ser! Golfo, además de la porción de océano, dícese de quien tiene un comportamiento sexual deshonesto. Dicho con cariño o sin él, ser un golfo es, objetivamente, eso. Ahora llora pero antes lo disfrutó. ¿Vivir no es eso?)  Realmente es golfista pero sus periplos extradeportivos le han puesto en el ojo público y, cruel y exageradamente tal vez, le han empujado hacia un encierro voluntario y a un indefinido abandono del deporte que le hizo millonario y mundialmente famoso. Tiger Woods se va del Golf.  Ironías del destino, la actividad (primaria) que le elevó ha permitido los ingresos para otra actividad (secundaria, creo yo) que primero le evadió y ahora, al menos momentáneamente, le hundió.   Volvimos del puente y el Tsunami Woods estaba en plena acción, oleadas de ex-amantes llegaban una tras otra sin tiempo para la recuperación multiplicando la fuerza del dolor. Para colmo de males la cara del Campeón ilustraba las portadas por no tan golfistas merecimientos, el terremoto saltó a Facebook mientras sus seguidores en Twitter escuchaban el eco del silencio, protagoniza debates e incluso se ha convertido en protagonista de un videojuego con el que muchos internautas ocupan su tiempo, empujando a la carrera […]

      • Autor
      • majelopez@gmail.com