• 20 de Enero

    Bien: dejaré los Crujitos de lado durante un rato. Es que el comentario de ayer de Observator apunta en la dirección buena: no sólo los ojos de los editores saliendo como resortes de sus órbitas, sino que la...

  • Bien: dejaré los Crujitos de lado durante un rato. Es que el comentario de ayer de Observator apunta en la dirección buena: no sólo los ojos de los editores saliendo como resortes de sus órbitas, sino que la mano de llamar a los de las cuentas ha pulsado todos los timbres posibles y una legión de cerebritos están haciendo y rehaciendo las cuentas desde hace un par de días. «¿Será posible que se pueda hacer…?» «¿Pero no era Murdoch el profeta del cobro…?» «Ay: cómo están las cosas». «A ver, Martínez, llame a los tipos esos del Yei-pí, que dicen que saben de por dónde van los tiros, y que nos manden cuarto y mitad de gurú». Jé y re-jé. Van apañados como tiren de los Yei-pí, se lo digo yo… Dura vida la de las marcas de la comunicación. Sobrepasadas por una ola digital a la que apenas vieron llegar -no, no la vieron: estaban hablando de ella al público mientras la ola se elevaba a su espalda- intentan encontrar el camino. Anteayer debatía con algunos compañeros sobre las marcas que extienden y extienden su marca; por oposición, también algunas marcas comienzan a ver menguar su territorio, como por ejemplo algunas marcas de la comunicación. Pero para dura, la vida de […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós