• 2 de Febrero

    Supongo que ya vieron que el tema del mes en la tele ha sido lo bien que le ha ido a TVE sin publicidad. Vaya, vaya, ¿verdad? Posiblemente nos salga muy cara la broma -si lo de las telcos que no pagan...

  • Supongo que ya vieron que el tema del mes en la tele ha sido lo bien que le ha ido a TVE sin publicidad. Vaya, vaya, ¿verdad? Posiblemente nos salga muy cara la broma -si lo de las telcos que no pagan porgresa- pero de momento ya está hecho. A su vecino, cuñado, amigo o simplemente conocido, cualquiera le discute a estas alturas nada relacionado con lo oportuno o no de tener publicidad en la tele: claro que no, hombre (o estúpido, que si son gente de mundo le dirán aquello de «era la publicidad, estúpido»). Pues puede ser, pero esto es como aquellas veces en las que súbitamente no había examen porque al profe de turno se le había torcido un tobillo saliendo de casa. Alegría inmediata, aunque siempre con la cosa de que llegaría el día siguiente y habría examen. Con esto lo mismo: ahora estamos encantados, pero la cosa se sostendrá sólo si hay recursos para dar contenido atractivo y, claro, los recursos no se inventan. Salen de nuestros bolsillos por vía directa o indirecta. Como parece que el ciudadano ya escogió -lo de quitar la publicidad de TVE por decreto fue un referendum y la audiencia de TVE parece ser que es el resultado- solo queda aceptar la […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós