• Personal Branding Low Cost # 19: El Slogan. Lo Carga El Diablo.

      Tom Peters, el gurú, lo llama «ponerse un título». Al Ries y Jack Trout, se refieren al poder de lo simple. En cualquier caso, y desde siglos antes de que nacieran los gurús del marketing, el slogan es una...

  •   Tom Peters, el gurú, lo llama «ponerse un título». Al Ries y Jack Trout, se refieren al poder de lo simple. En cualquier caso, y desde siglos antes de que nacieran los gurús del marketing, el slogan es una de las herramientas más potentes del mundo del branding. Puede hacer brillar a una marca con tres palabras impactantes. Recordables. Ingeniosas. A veces excéntricas. Y que a veces ni siquiera obedecen a normas gramaticales:sacatum que pen, que sumun que tun.  Un poco de pasta basta (Gioor). Posiblemente, la mejor cerveza del mundo. Just do it. Estamos ante una técnica simple, efectiva y low cost. Pero aunque es barato, cuando está bien hecho es impagable. Porque es la síntesis perfecta del discurso de una marca. Dice en una palabra todo lo que se podría decir en mil: hipermejor. Sin embargo, también te puede salir muy caro. Imagina qué pasaría si una valla publicitaria de Caja Duero, con su slogan¿qué pasa cuando un río se cruza en tu vida?, emergiese del agua éste invierno en medio de una riada de esas que dejan sin colchón a tanta gente. ¿Qué pensaría la señora que ha perdido hasta el somier al ver el anuncio de Caja Duero?  Hay eslóganes muy peligrosos. Tanto en el mundo […]

      • Autor
      • Santi Hernández