• ¿Quieres curso?, toma tres tazas llenas (I)

    En una columna que he encontrado en «san google»:   […] También me plantea la traducción de workshop. «Este término lo solemos emplear cuando hablamos de un equipo de personas que se reúnen para tratar un...

  • En una columna que he encontrado en «san google»:   […] También me plantea la traducción de workshop. «Este término lo solemos emplear cuando hablamos de un equipo de personas que se reúnen para tratar un proyecto o asunto creativo». Don José Manuel tiene dudas al traducir workshop por «taller» o «seminario». Literalmente es la «tienda donde se trabaja». «Taller» procede del francés (atelier). «Seminario» es tanto como decir «semillero» de ideas o proyectos. El workshop de muchos congresos, reuniones o programas de estudios suele tener un contenido práctico, participativo, creativo. Sería ideal la palabra obrador, hoy en desuso, fuera del gremio de panadería. Lo utilizan también los alfareros castizos. Dice el Diccionario de Autoridades (el primero que compuso la Real Academia) que obrador es «la oficina o taller donde se ejecutan y hacen obras de manos, como de carpintería y otras semejantes». No estaría mal que se recurriera a ese término para traducir el impronunciable workshop de los trabajos intelectuales […](2005/Amando de Miguel/Libertad Digital) Si nos ponemos estrictos en esto del idioma, estamos trabajando en un ‘obrador de marketing online’ … y el pan y las sillas (retorno de la inversión, contactos, fidelización, posicionamiento, conversión… uff que dificil es decir todo esto sin usar ningún término anglosajón) tienen pinta […]

      • Autor
      • javier.morales@anuncios.com