• 14 de Mayo

    Pues nada, llega la mitad de Mayo y por Madrid hay aires de fiesta más allá de las celebraciones alrededor de Neptuno. Serán aires isidriles, porque no hay muchas más cosas que festejar. Ya ven: da la...

  • Pues nada, llega la mitad de Mayo y por Madrid hay aires de fiesta más allá de las celebraciones alrededor de Neptuno. Serán aires isidriles, porque no hay muchas más cosas que festejar. Ya ven: da la sensación de que hay más pesimismo por metro cúbico ahora que hace un año. Veremos cómo lo registran nuestras cuentas de resultados. De momento, pensemos en que ya se atisba en la lejanía El Sol, con San Sebastián -ah, qué ciudad…- esperando al mundillo publicitario. Como cada año. Será interesante observar las señales que se emitan desde allí. Como siempre, aunque más todavía con las últimas noticias. Así que mientras esperamos a que llegue El Sol, disfrutemos de las nubes, las lluvias y el granizo. Es lo que toca, vivir sin sol hasta que no se decida a llegar el buen tiempo. No se desanimen por ello: piensen que los ñus disfrutan a la sombra. Animalillos raros, los ñus.

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós