• 8 de Junio

    Por el saber hacia la infelicidad. Así podría resumirse lo que los comentaristas de ayer apuntaban acerca de las grandes oportunidades abiertas por la segmentación-fragmentación de contenidos. La larga cola...

  • Por el saber hacia la infelicidad. Así podría resumirse lo que los comentaristas de ayer apuntaban acerca de las grandes oportunidades abiertas por la segmentación-fragmentación de contenidos. La larga cola trae cola, amigos. Tanto saber, tanto conocer y resulta que al final unos acaban agregando para sobrevivir al lío y otros prefieren no saber antes que adentrarse en las profundidades de tanto dato. Lo dicho o, en otra versión, no pidas lo que deseas, no sea que te lo concedan. Paradojas o, como decía hace un tiempo el desaparecido Observator, parajodas. Ya verán: les auguro un futuro de mucho dato sobre las personas -con permiso de Bruselas- y gran necesidad de herramientas que acumulen inteligentemente, es decir, que vean granitos de arena antes que la playa, pero que lo hagan sobre la enorme extensión de la playa y permitan actuar masivamente personalizados. ¿Nunca han hecho el ejercicio visual de observar de cerca la arena de la playa…? Millones de trocitos de materia mineral, vegetal o animal distintos entre sí, cada uno con su color, textura, forma y características diferenciadas. ¿Sabremos sacarle jugo a esa larga cola de granitos de arena…? ¿La mayor capacidad de segmentación será efectivamente recompensada por un retorno de similar o mayor volumen que el esfuerzo empeñado? ¿Y […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós