• 17 de Junio

    Está el país con depresión. Con cara de pasmo. Recordnado viejos malos tiempos. No, no es que estemos con la reforma y los 33 días a vueltas: no, qué va. Si preguntan ustedes por ahí descubrirán que la gente...

  • Está el país con depresión. Con cara de pasmo. Recordnado viejos malos tiempos. No, no es que estemos con la reforma y los 33 días a vueltas: no, qué va. Si preguntan ustedes por ahí descubrirán que la gente parece no haberse enterado del tema. Al menos hasta nuevo aviso o hasta el 29 de Septiembre. No, tampoco es que la enésima reapertura de la guerra del fútbol lleve camino de condenarnos a ver partidos de Segunda B los sábados. Ni siquiera algo tan goloso como una reestructuración de deuda o una situación concursal han desviado la atención del sufrido españolito. No. La cosa es peor. Ayer me contaba un taxista -ya saben que es un gremio denso, profundo y variopinto- que ya le gustaría a él que el fútbol pudiese evadirle de sus problemas como veía él que hacía evadirse a todos (sobre todo a su cuñado el soltero, que a los 37 sigue por lo visto a la sopa boba paterna). A saber qué líos familiares, económicos o de salud quería olvidar el taxista no futbolero volviéndose futbolero. En todo caso, no es buen momento para que este probo trabajador se busque en el fútbol la evasión perfecta. Por las caras que ayer se veían hacia las 7 […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós