• 18 de Junio

    Ay, Alicia: que ayer se detectaba en el comentario de los buenos viejos tiempos una clara necesidad de vacaciones… Calma, calma: están al caer. Ya verás. También están al caer los rayos y truenos mediáticos...

  • Ay, Alicia: que ayer se detectaba en el comentario de los buenos viejos tiempos una clara necesidad de vacaciones… Calma, calma: están al caer. Ya verás. También están al caer los rayos y truenos mediáticos que un impagado o un quítame allá unos cuantos millones de euros puede provocar. Ojo, porque podemos estar en vísperas de un lío importante. Y es que está la cosa así de divertida en las teles: los que van sin publicidad -al menos sin publicidad de la que se cobra- andan felices como perdices pese a estar viendo el Mundial en otra cadena, mientras que los que sí cobran por la publicidad no tienen nada claro que el futuro sea muy claro. Ayer me comentaban las cifras en las que se mueven las cuotas de als cadenas a estas alturas de la vida: caray… que lejos quedan los viejos buenos tiempos para algunos colegas de las teles, amigos comentaristas. Eso sí que debe ser añoranza y no lo tuyo, Alicia. En fin: fragmentados nos quiere el Señor cuando nos ponemos ante una pantalla. Fragmentados en lugar, intereses, tiempo y, en definitiva, en toda aquella dimensión que pueda personalizar todo lo personalizable. Y sin emabrgo seguimos ahciendo el ñu con pasión. ¿Alguien lo entiende…?: somos cada día más […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós