• 23 de Junio

    Ay: les escamoteé ayer mi post habitual. Ustedes me entenderán si vieron el bonito lio en el que servidor andaba enredado ayer… En fin, el directo es lo que tiene… Bueno, pasados los fastos bautismales del...

  • Ay: les escamoteé ayer mi post habitual. Ustedes me entenderán si vieron el bonito lio en el que servidor andaba enredado ayer… En fin, el directo es lo que tiene… Bueno, pasados los fastos bautismales del recién nacido, volvamos a las cosas de lo cotidiano mientras se aproxima una de esas fechas señaladas con lapiz rojo y grueso -es un decir digital, claro- en las agendas de los de la profesión: publicación de datos EGM. Sí, ya: que el mundo es tan digital y tan audiovisual que el EGM… Bueno: no se descuiden ni minimicen su impacto. Sigue siendo la referencia general y sigue produciendo oleadas de efectos secundarios varios alrededor de su salida a la luz. Cómo ondas en un estanque cuando la piedra cae. Cosas relevantes al respecto: en el estanque estamos todos navegando, no lo olviden; la piedra cae pero la mano que la lanza no se esconde, más que nada porque la piedra la lanzamos entre todos; la piedra suele caer una sóla vez, rara vez rebota en la superficie… Son las cosas de tener datos tan poquitas veces al año: tal cual ocurre con los informativos en la tele de toda la vida, mucha vida se estructura alrededor de estar ante la pantalla cuando suenan las señales […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós