• Desatención al cliente.

    Curiosos tiempos en los que los verdaderos portadores de la imagen de una marca son un grupo de inmigrantes hacinados en una nave de las afueras y con un audífono en la oreja para soportar las quejas de los...

  • Curiosos tiempos en los que los verdaderos portadores de la imagen de una marca son un grupo de inmigrantes hacinados en una nave de las afueras y con un audífono en la oreja para soportar las quejas de los clientes. No tengo nada contra ellos, se ganan el pan en un país y un momento difíciles como se lo ganaron muchas generaciones de españoles en el pasado. Pero sí que tengo algo en contra de los que los contratan con el objetivo de ser esos soldados negros que se pegaban a los tanques en South Park y que servían de carne de cañón y sangre fácil para el enemigo. Supongo que la estrategia es la siguiente: durante el día tú llamas y te descargas con ellos, les cuentas que te quieres dar de baja del servicio, que es una estafa, que no tienes cobertura, que te prometieron veinte megas en ese contrato telefónico apresurado y sólo recibes una. Ellos salen al paso como pueden, te dicen que sí y que no, repiten tu nombre quince veces porque lo pone en esas normas plastificadas que tienen delante, y nunca te pasan con su supervisor (eso también debe figurar en el decálogo.) Después, cuando llega la noche, te sientas en tu sillón […]

      • Autor
      • luisacebesnavarro@gmail.com