• 15 de Octubre

    Les dejaba anoche -bueno, hace un rato- con Iniesta cazando la pelota, bajándola a tierra muerta como hoja seca, atizándole tremendo zurriagazo y metiendo el gol de nuestra vida (y de la vida de una tropa de...

  • Les dejaba anoche -bueno, hace un rato- con Iniesta cazando la pelota, bajándola a tierra muerta como hoja seca, atizándole tremendo zurriagazo y metiendo el gol de nuestra vida (y de la vida de una tropa de enanos que nacerán allá por Marzo o Abril ya verán). Qué bello momento el del anfiteatro repitiendo ese «goool» que nos subió la moral: qué demonios de brotes verdes, oigan, brotes rojos y reventones es lo que tuvimos este verano. Sigo con el relato de los hechos: bomberos nos dé el Señor y Cola Cao nuestras mamás. Momento entrañable el de toda la enorme sala repleta de publicitario haciéndole palmas al negrito que cantaba la canción del Cola Cao. Somos tiernos como yemas de Santa Teresa, oigan. Si la ternura vuelve, que sea para todos: disfruten del fin de semana, que les sea tierno. Ah, y vean en el Langui una reedición del espíritu ganador del pulpo Paul: no para ganar por ganar, sino para ganarnos nuestro futuro, qué caray.

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós