• 10 de Diciembre

    Bueno: van dos viernes en tres posts… Así es Diciembre en este país, caray. Luego me dirán ustedes que si los ñus esto o los ñus lo otro, pero, de verdad, ¿no les parece un poco peculiar lo de estos días a...

  • Bueno: van dos viernes en tres posts… Así es Diciembre en este país, caray. Luego me dirán ustedes que si los ñus esto o los ñus lo otro, pero, de verdad, ¿no les parece un poco peculiar lo de estos días a caballo entre lo laico y lo religioso? Sea lo que sea lo que opinen, prepárense: ha terminado el tiempo de preámbulos, llegó la Navidad. El año se acerca a su fin con promesas que esperemos se cumplan: incrementos de PIB para 2011 -cortesía del BCE-, incrementos mundiales de inversión publicitaria -estimaciones de mi antigua casa, Zenith-. Ojalá las carreras a la baja y las presiones coordinadas para que suelten la mosca los que la tienen nos dejen en paz una temporada. Estaría bien que disfrutásemos de una cierta paz, siempre positiva para animal tan huidizo como es la inversión publicitaria, ultimamente con ganas de refugiarse en la espesura digital, tal vez demasiado espesa para su gusto. Y pensemos: ¿qué le pediremos a 2011 si se cumple que no sea un mal año macroeconómico…? Échenle un pensada al asunto: tienen todavía un par de semanas por delante y les da tiempo a no decir lo que el resto de la manada, pueden inventar… ¿ qué le pedirían a 2011…? […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós