• Vence al moco

    Yo veo al hombrecillo verde ese del anuncio, saltando con furia sobre el pobre chico desprevenido, agarrándose a él con intención de no soltarlo jamás,  y es que se me representan. Me refiero a los...

  • Yo veo al hombrecillo verde ese del anuncio, saltando con furia sobre el pobre chico desprevenido, agarrándose a él con intención de no soltarlo jamás,  y es que se me representan. Me refiero a los autoboicoteadores, esos inoportunos y limitantes pensamientos negativos que de vez en cuando nos asaltan a todos y nos impiden hacer cosas que somos perfectamente capaces de hacer, y además, muy bien. Observo esa lucha hombre contra moco, esos empujones y mamporros, esa sensación de desear liberarse cuanto antes del visitante indeseado y ya es que lo tengo clarísimo: si es que eso es exactamente lo que nos pasa cuando los autoboicoteadores se apoderan de nosotros, que nos gustaría quitárnoslos de encima cuanto antes, desprendernos de esa molestia infame que se nos ha agarrado bien fuerte, pero que no sabemos cómo eliminar. Porque, ¿quién no se encuentra de vez en cuando con esa voz interior que nos dice: «uy, no soy capaz», «uff, no voy a saber hacerlo», «esto me queda grande», o la conocida variante de «lo voy a hacer fatal? Y entonces llega otro pensamiento en nuestra ¿ayuda? que dice: «mejor que lo haga fulanito, que yo estoy muy liado». Y al final pasa el tiempo no hacemos nada nuevo, no nos superamos, sólo […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es