• O te mueves o caducas

    Dice Punset que la felicidad en sí misma es la antesala de la felicidad. Mi interpretación de esta afirmación es que la felicidad consiste en perseguir los sueños. Cuando por fin se consiguen nos sentimos...

  • Dice Punset que la felicidad en sí misma es la antesala de la felicidad. Mi interpretación de esta afirmación es que la felicidad consiste en perseguir los sueños. Cuando por fin se consiguen nos sentimos satisfechos, plenos y felices, pero al poco  el cuerpo nos pide continuar persiguiendo nuevos sueños, nuevos objetivos, nuevos retos. Luego lo que nos gusta es esa antesala. Es la condición humana: en general nunca nos conformamos con lo que tenemos, así que cuando por fin lo conseguimos, buscamos nuevas cosas para desear. ¡Y menos mal! Gracias a este motor interno que prácticamente todos tenemos en permanente funcionamiento, es posible poner en marcha muchas cosas que nos dan vidilla y nos hacen crecer. Cosas como continuar aprendiendo, mejorar en nuestra vida personal y profesional, ampliar nuestros horizontes, superarnos, tener nuevas ilusiones, extender nuestros límites, descubrir talentos ocultos, etc… Y sobre todo avanzar y divertirnos mucho en el camino. Porque en la vida, como en el spot de Clio, o te mueves o caducas. Afortunadamente. Y el gusanillo ese que tenemos dentro casi todos es el que no nos deja parar, no nos deja aburrirnos, nos pone a prueba constantemente y nos estimula para que cada objetivo cumplido se transforme en otra oportunidad de perseguir un nuevo […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es