• 8 de Abril

    Vaya semanita, caray. Ni lo del EGM, ni lo del calorazo súbito, ni lo de la asamblea AEA. No, la cosa está incandescente en varios sentidos pero no por ninguno de esos tres temas. A uno le dió esta semana por...

  • Vaya semanita, caray. Ni lo del EGM, ni lo del calorazo súbito, ni lo de la asamblea AEA. No, la cosa está incandescente en varios sentidos pero no por ninguno de esos tres temas. A uno le dió esta semana por recordar viejísimos tiempos. Hay cosas que no cambian y, una de ellas es nuestra tradicional percepción de inferioridad, alias «en este país es que somos incapaces de…» Cualquier bobería cabe tras ese comienzo, la principal de ellas, que somos incapaces de hacer las cosas bien: mentira, lo que ocurre es que tenemos poco mundo al respecto, me temo. En todas partes cuecen habas y, si hay que decirlo todo, en este país hemos aprendido a competir por la vía de intentar ser tan buenos y estupendos como esas gentes de hablas extrañas en cuyo espejo nos miramos: je. No era ta difícil: ni eran tan altos, ni tan guapos, ni tan rubios… Eran tan ñus como el que más. Sorpresa, sorpresa.

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós