• 4 de Mayo

    Más allá de lo que se ha publicado sobre el impacto de los medios sociales y los medios masivos -mejor dicho, más allá del equilibrio entre ambos- en relación a las movilizaciones populares en Oriente Medio y...

  • Más allá de lo que se ha publicado sobre el impacto de los medios sociales y los medios masivos -mejor dicho, más allá del equilibrio entre ambos- en relación a las movilizaciones populares en Oriente Medio y Norte de África, ahora tenemos un nuevo juguete de análisis, el caso del informático paquistaní al que despertó un helicóptero en la madrugada. Abbotabad es el lugar y la muerte de Bin Laden el asunto del cual este tipo, cual personaje de Stendhal, vió pasar por su lado la historia sin percibir mucho más que ruido. La interpretación, eso sí, fue capaz de hacerla el hombre por si mismo: un candoroso tweet en el que se reconoce como el tipo que contó lo de Bin Laden sin saberlo… y que trasluce una cierta incomodidad al respecto. Y tanto: quién sabe qué fatua puede lanzar algún imán loco que le considere sospechoso de trabajar para la CIA… Como anécdota para reflexión, la cosa merece una lectura detenida y con la cabeza fresca: si no han visto este texto, échenle un ojo y entenderán por dónde voy (y perdón, pero está en inglés). Como verán, en medios sociales la cantidad puede no ser la clave y  la calidad serlo mucho más, entendiendo la calidad como la capacidad […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós