• 12 de Mayo

    Ah, qué bonito el comentario de Conner del otro día: efectivamente nada tan social media como los recreos. Con sus foros, sus fans, sus jueguecitos, sus modas y, también, ese twitteo y retwitteo que recorría...

  • Ah, qué bonito el comentario de Conner del otro día: efectivamente nada tan social media como los recreos. Con sus foros, sus fans, sus jueguecitos, sus modas y, también, ese twitteo y retwitteo que recorría las canchas de baloncesto, las filas en el patio, las aulas… Muy parecido a lo de Facebook et al, aunque déjenme que les recuerde que cuando el patio del cole era como Facebook ustedes tenían entre veinte y cincuenta años menos que ahora, así que hagan el favor de dejar de jugar al patio del cole y céntrense en ser adultos, caray. Como dicen por ahí las voces más malas: cómo nos estamos infantilizando, demonios. Y fíjense que ni una casa tan joven como la gran F está exenta de viejos vicios: ahora nos enteramos de que contrató a fulanos dedicados a buscarle las cosquillas a la gran G, en partricular las cosquillas sobre tonterías como privacidad o monopolio. Cómo aprenden los jóvenes hoy día, oigan. Aunque, pensándolo bien, estamos ante dos jovencitos: uno con apenas diez años de vida y el otro con menos todavía. Riñas de patio (del patio global, claro). En otro orden de cosas, decir que lo de la carpeta con los Beatles que comentaba el otro día no es manipulación: es […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós