• 3 de Junio

    A veces, como hace un par de día, te llegan mensajes que ojalá no tuviesen que llegar. En el que esta semana me llegó y motiva este post, una persona de este mercado -aunque algo exótica, vaya- nos comunicaba...

  • A veces, como hace un par de día, te llegan mensajes que ojalá no tuviesen que llegar. En el que esta semana me llegó y motiva este post, una persona de este mercado -aunque algo exótica, vaya- nos comunicaba su entrada en una comunidad demasiado poblada, la del paro. El mensaje es un excelente ejemplo de la buena cara 2.0 que le ponemos al dichoso momento de crisis, para nada 2.0, que vivimos. También es un ejemplo de espíritu vivo y con ganas de pelea, lo cual es buena cosa. Seguramente este momento dejará su muesca, tanto en el curriculum como en la visión de la vida. Suele ocurrir así, se lo aseguro, y no es malo: permite reflexionar sobre lo bien o mal que se han hecho las cosas -tanto las que uno ha hecho como las que otros han hecho- y también permite valorar muchísimo mejor qué y quiénes son importantes. En todo caso, vaya faena, otra más. Seguro que no te va tardar mucho en cambiar el viento: hay madera para ello. Mientras tanto, aprovecha para observar a los ñus desde la barrera y para que los lunes tengan sol, mucho sol, ahora que llegan el fin de semana y el verano… …alles klar mein Freund?

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós