• 12 de Julio

    De vez en cuando se descubre uno fuera de juego de las conversaciones cotidianas. Véase el caso con el asunto de no sé qué lío organizado por unos tipos que sobreviven en una isla ante las cámaras de la tele....

  • De vez en cuando se descubre uno fuera de juego de las conversaciones cotidianas. Véase el caso con el asunto de no sé qué lío organizado por unos tipos que sobreviven en una isla ante las cámaras de la tele. Ni idea del tema hasta que no me encontré en los «10 más vistos» de medios muuy serios al temita de marras. caray: si hubiera sido por criterio periodístico puro -el que dormía sobe el teclado y fumaba negro- seguramente el asunto hubiera sido pasto de las llamas purificadoras de un editorial. Pero los tiempos han cambiado. Ha sido pasto de los consumidores, hasta las orejas de morbo. A uno le llega un cierto sentimiento de culpa cuando sospecha que ese objeto profesional al que se dedican tantas horas tiene como efecto colateral la cuantificación de ese morbo y, asociado a ello, la generación de un negocio basado en cosas poco edificantes. Visto desde ese lado, casi que mejor dedicarse a contar ovejitas en el monte. O peces en la mar. Supongo que deben sentir lo mismo los fabricantes de vidrio cuando vean un parque tras el botellón del sábado. Da que pensar.

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós