• 8 de Septiembre

    Hay meneo, señores. De las grandes a las pequeñas compañías del gremio, es época de arreglar el arbolado: poda por aquí, fumigado por allá… Los nombres bailan en las secciones de Profesión, Gente y similares...

  • Hay meneo, señores. De las grandes a las pequeñas compañías del gremio, es época de arreglar el arbolado: poda por aquí, fumigado por allá… Los nombres bailan en las secciones de Profesión, Gente y similares de las publicacione especializadas. Quien más quien menos, todo el mundo se ha ajustado un poquito el cinturón ante el serial de cambios, decesos y recesos varios, no vaya a ser que en el próximo ajuste… Tiene un punto extraño: uno recibe un mail donde el negocio y la vida siguen con normalidad y 24 horas más tarde lo que recibe es a) un mail de despedida, b) una llamada de aviso o c) un mail de alguien completamente despistado y recién embarcado en tareas nuevas. Es lo que hay y no hay mucho que añadir. En fin: en Madrid la semana acaba hoy, con tres días de fin de semana largo que darán para terminar de acometer la reentrada en la atmósfera laboral. Y en términos de reentradas, ya saben que conviene afinar con el ángulo de ataque, no sea que la fricción con la atmósfera les deje churruscados o, incluso peor, les rebote al infinito espacio. Sea como sea, sean ustedes como los orangutanes, ya saben: gregarios y espabilados.

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós