• 30 de Septiembre

    Les diré la verdad: servidor era un ignorante absoluto- Ni idea de que el tipo que hablaba en lo de AEDEMO, ANEIMO, ESOMAR era una celebridad youtubera con ramificaciones en Ca Buenafuente. Bobo que es uno, ya...

  • Les diré la verdad: servidor era un ignorante absoluto- Ni idea de que el tipo que hablaba en lo de AEDEMO, ANEIMO, ESOMAR era una celebridad youtubera con ramificaciones en Ca Buenafuente. Bobo que es uno, ya ven: las antenas las tengo seguramente atrofiadas de tanto apuntarlas hacia lo mismo desde el 1 de Julio… Bueno: la cosa es que el amigo Emilio nos dió una lección -muy bien preparada- de que eso que de cuando en cuando pensamos no es tan descabellado. Que nos venden burras. Que nos hemos liado nosotros mismos. Que Serrat tenía razón y los ejecutivos de película acaban fatal o haciendo coaching, que no sé si es muy distinto. Y a la pregunta serratiana de si no nos gustaría jugar al juego que más nos gusta y que mejor jugamos… pues sí. Aunque la verdad es que Emilio me dejó preocupado: decirnos que la genética manda -hijo y nieto, primo y sobrino de infartados- no es especialmente alentador, pero bueno… su ejemplo de superación tampoco es manco. En fin; que bienvenido sea el endulce de cosas tan duras como los porcentajes negativos y las llamadas de colegas en dique seco. Mala época, demonios. Pero como somos como orangutanes -o lo intentamos- conseguiremos salir adelante, con […]

      • Autor
      • Jaime Agulló Amorós