• Tú eres la estrella

    He estado leyendo el blog de nuestro colega Richard Wakefield (elestereotipomemata.blogspot.com) y concretamente su entrada «Medir las palabras» me ha dado mucho en qué pensar. Richard dice:»Muchas veces...

  • He estado leyendo el blog de nuestro colega Richard Wakefield (elestereotipomemata.blogspot.com) y concretamente su entrada «Medir las palabras» me ha dado mucho en qué pensar. Richard dice:»Muchas veces obviamos esas palabras de agradecimiento, amor, amistad o admiración  con la excusa de que ya lo sabe y no hace falta decirlo. Qué grave error. En ocasiones, dos frases en un momento oportuno, pueden cambiar la perspectiva de un problema, encender el ánimo o invitar a soñar». Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación y creo firmemente en la influencia de las emociones personales también en nuestro desempeño profesional y en la importancia que tiene lo que se dice (y lo que se queda sin decir) en la generación de estas emociones. Por eso estoy convencida de que cuando las personas pueden y quieren ofrecer lo mejor de sí mismas a una organización es porque se dan, al menos, estas dos condiciones: 1.Se sienten tenidas en cuenta. 2.Se sienten útiles. Quizá sea bueno que nos detengamos un momento a reflexionar sobre esto ¿cómo os habéis sentido vosotros mismos cuando habéis experimentado estas dos condiciones a la vez? ¿Podéis recordar algún momento en vuestra vida profesional que haya sido especialmente exitoso, productivo y satisfactorio? ¿Se daban estas dos condiciones? Muy probablemente llegaréis a […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es