• Tenemos chica nueva en la oficina…

    …que se llama Farala y es divina. Ese era el pegadizo jingle de un spot de televisión para la colonia Farala, que se escuchaba mientras veíamos evolucionar por una oficina a una chica dinámica, fresca y...

  • …que se llama Farala y es divina. Ese era el pegadizo jingle de un spot de televisión para la colonia Farala, que se escuchaba mientras veíamos evolucionar por una oficina a una chica dinámica, fresca y estupenda que era la alegría de la huerta para todos sus compañeros. En la ficción publicitaria este tipo de cosas suelen funcionar de maravilla, pero ¿qué ocurre en realidad cuando una persona llega aun equipo, cuando nuevo miembro entra a formar parte de un sistema humano? Pues, si hay suerte, si la persona sabe comprender su sitio y respetar el de los demás y si los demás son conscientes del lugar de cada uno en ese sistema, las cosas van bien. Pero si no, las cosas se pueden poner muy feas. Bert Hellinger, el creador de las constelaciones familiares y sistémicas, estudió muy a fondo el funcionamiento de los sistemas humanos y lo sintetizó en tres leyes principales que si todos conociéramos y aplicáramos os garantizo que nos iría mucho mejor en nuestros equipos, agencias, empresas, familias, grupos de amigos y cualquier otro sistema al que pertenezcamos. Estas tres leyes sistémicas o leyes universales de las relaciones humanas son las siguientes: Derecho de pertenencia La idea principal es que todo miembro de un sistema […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es