• Más nieve, Jiménez.

    Una cosa que llevo observando toda la vida es esa conducta que a mi me parece tan nuestra de discutir con alguien por alguna cosa concreta y ya de paso aprovechar para echarle en cara de una tacada todo...

  • Una cosa que llevo observando toda la vida es esa conducta que a mi me parece tan nuestra de discutir con alguien por alguna cosa concreta y ya de paso aprovechar para echarle en cara de una tacada todo aquello que alguna vez ha hecho y no nos ha gustado y que cuidadosamente hemos ido guardando en la recámara de la memoria. Hala, ¡más nieve, Jiménez!, como el del anuncio, y ya tenemos el lío armado. De un grano de arena, una montaña bien grande. Y tan a gusto. Esto, desde mi punto de vista un comportamiento que se ve con mucha frecuencia, tiene varias consideraciones que me parecen interesantes: Aunque tengamos razón, la perdemos. Da igual que en el pequeño conflicto que ha originado la discusión tengamos razón.  Al sacar inoportunamente todo lo que hemos ido acumulando, la perdemos. Pasamos de ser una persona enfadada por un hecho concreto a ser un perseguidor que no sabe separar unas cosas de otras. Si estallamos es que hemos acumulado resentimiento. Si al surgir la discusión, en vez de limitarla al hecho que la ha provocado la ampliamos con  otras cosas que nos han molestado en el pasado y que no vienen al caso, es que todo eso que nos habíamos ido […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es