• Vacas sin cencerro.

    Además de la tónica que nos regalaron y que iba dentro de la bolsita color rayo láser de Star Wars, la tónica del primer Sol en Bilbao consistió en quejarse: Nos quejamos de que hacia mucho calor y humedad,...

  • Además de la tónica que nos regalaron y que iba dentro de la bolsita color rayo láser de Star Wars, la tónica del primer Sol en Bilbao consistió en quejarse: Nos quejamos de que hacia mucho calor y humedad, que habíamos pasado pocas piezas a la lista corta ( me refiero a España, claro) y que Donosti sin nosotros tiene que estar cabreada y sin color, nos quejamos de los músicos dando palos del museo, que el cava estaba caldoso y que la gente estaba dispersa (eso, ya), que no había hielo, que el sonido en la sala no estaba bien ( eso era verdad) y que hubo tormenta: que lástima que nadie me dijo, qué bien renovarse, qué bien descubrir, qué gusto no hacer siempre el mismo camino, ni nadie me comento lo que molaba entrar al Guggenheim de noche y ver la expo de David Hockney, qué guay lo de ver las cosas aquí, ampliamente, a gusto, a lo grande y que den los premios en otro lado; no gusta quejarnos y me sorprende que una profesión que tiene que ser abierta, interesada por cambiar, buscar, innovar; sea tan poco abierta a los cambios: en mi (humilde) opinión Bilbao mola todo. Eso si, como íbamos un pelito perdidos […]

      • Autor
      • gmartinez@zapping.es