• Remad, remad, malditos

    Ha sido automático. Ha sido leer el último editorial de Anuncios «Efecto remo» y, de repente, he vuelto a ver imágenes de la enorme, y dramática, película de Sydney Pollack titulada «Danzad, danzad, malditos»....

  • Ha sido automático. Ha sido leer el último editorial de Anuncios «Efecto remo» y, de repente, he vuelto a ver imágenes de la enorme, y dramática, película de Sydney Pollack titulada «Danzad, danzad, malditos». Si recordáis la peli, es una recreación de los Estados Unidos en la época de la Gran Depresión. En medio de un ambiente de terrible miseria y desesperación, gente de todo tipo y condición, participan en una maratón de baile con tal de ganar un exiguo premio: 1.500 dólares y mientras encontrar, al menos, un sitio donde dormir y comer. Los concursantes llevan sus fuerza físicas y psíquicas al límite mientras una multitud morbosa se lo pasa bomba contemplando su sufrimiento durante días para olvidar sus propias miserias. Un retrato exacto de lo que pasa hoy, especialmente en el mundo publicitario: cada agencia, cada medio, cada anunciante va al límite de sus posibilidades con tal de obtener el ansiado premio. No importa a que precio o a costa de qué, se trata solo de sobrevivir mientras llegan tiempos mejores.  Traigo esto a colación porque dicho editorial nos invita a cada uno a «remar más fuerte para superar al competidor para que la barca en la que todos estamos subidos avance a más velocidad» Sin duda alguna, […]

      • Autor
      • mverdura@hotmail.com