• Un verano de 3 meses

      Eso sí era un verano y no los de un mes. O menos, porque te dejas algún día pensando «Si me los gasto todos ahora me voy a arrepentir…» y al final tienes tres semanas. Tres semanas que aprovechas mucho más,...

  •   Eso sí era un verano y no los de un mes. O menos, porque te dejas algún día pensando «Si me los gasto todos ahora me voy a arrepentir…» y al final tienes tres semanas. Tres semanas que aprovechas mucho más, eso sí. Tres semanas en las que aprovechas para hacer cosas y no estás simplemente tirado viendo la tele o muriendo bajo el sol mientras caminas por una calle desierta de Madrid. Cuando éramos pequeños los veranos eran distintos y, en general, las cosas eran distintas. Veíamos la Tele ilusionados por lo que echaban y no cambiando de canal a ver si encontramos algo decente. Y los anuncios, claro está, también los veíamos de otra manera. No nos parábamos a analizarlos y criticarlos. Generalmente pasábamos de ellos, eso es así. Y si nos gustaban, nos gustaban y punto. Qué importa si habían ganado un premio o no. Qué importa si lo había hecho uno u otro. Lo único que importaba era que te reías o que te llamaba la atención y punto. Por ejemplo, recuerdo que me gustaba este:       Y el primer follow up que yo recuerdo.     Aunque en ese momento no me diese cuenta, seguramente ahí se plantó la semilla de la […]

      • Autor
      • usandizaga.b@contrapuntobbdo.es