• Amueblarnos la cabeza

      No se trata solamente de ser inteligentes o de tener amplios conocimientos. También las creencias almacenadas en nuestro disco duro mental y emocional tienen mucho que ver con cómo tenemos amueblada la...

  •   No se trata solamente de ser inteligentes o de tener amplios conocimientos. También las creencias almacenadas en nuestro disco duro mental y emocional tienen mucho que ver con cómo tenemos amueblada la cabeza. IKEA nos lo recuerda en su última campaña. Ya lo comentamos también en el post de la semana pasada, relacionado con la campaña «Legacy», de Dove. Y es que las creencias son un asunto tan importante y que se puede abordar desde tantos puntos de vista, que hasta son inspiradoras de campañas de publicidad con espacios comunes.   ¿Y por qué tienen tanta importancias las creencias? Porque definen nuestra conducta, nuestro carácter, influyen en nuestras decisiones y determinan nuestros logros. Como decía Henry Ford, tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, en ambos casos estás en lo cierto. Por eso, cuando una persona quiere cambiar o mejorar una conducta lo primero que necesita es descubrir las creencias que hay detrás de ella, las que la provocan.   Por ejemplo, imaginemos a alguien que tiene dificultades para decir «no». Esto podría ocasionarle mucha insatisfacción, estrés, falta de tiempo, problemas personales, sentimiento de culpa e incluso resentimiento. Para trabajar en una sesión de coaching sobre este objetivo, lo primero sería averiguar la creencia que […]

      • Autor
      • titilopez@ondapositiva.es