• Obligados a apostar sobre seguro

            Hoy es Black Friday. Quien no lo haya hecho ya, se lanzará a lo largo del día a comprar, reservar o (como mínimo) a ojear a qué precio puede encontrar este viaje, aquella chaqueta o ese otro capricho...

  •         Hoy es Black Friday. Quien no lo haya hecho ya, se lanzará a lo largo del día a comprar, reservar o (como mínimo) a ojear a qué precio puede encontrar este viaje, aquella chaqueta o ese otro capricho tecnológico. Los datos son mareantes y cada año encontramos distintos estudios que ponen en relieve la creciente implantación de esta jornada en nuestras rutinas. De hecho, y según cifras manejadas por Google, en 2017 se generaron 1,3 billones de euros en ventas online, un 15% más respecto a 2016. Es complicado predecir cuántas compras navideñas se adelantarán en las próximas horas, pero es indudable que hoy empieza la carrera y que la porción de pastel que nos comeremos este fin de semana será importante.    La predisposición a la venta es innegable. Sin embargo, al abrigo del negocio neto que se genera hoy, crece una valiosísima información que no siempre se quiere, o se sabe aprovechar. Nuestros consumidores, quiero decir, nuestros usuarios nos dejarán pistas de sus intereses, sus necesidades y preferencias. En un mundo permanentemente interconectado y altamente competitivo, ¿podemos permitirnos ignorar señales claras de lo que mi interlocutor está demandando? No deberíamos. Se dice que la escucha activa es indispensable para cualquier contexto comunicativo.  En palabras […]

      • Autor
      • Rocío Núñez