• Otras noticias

    Reflexiones sobre sostenibilidad

    Coca-Cola, Lush, Camper o Auara fueron algunas de las marcas que se dieron cita en Sustainable Brands Madrid

    • Redacción 29 noviembre 2021
  • Las instalaciones de IESE en Madrid fueron el pasado viernes el escenario de una nueva edición de Sustainable Brands, evento internacional sobre sostenibilidad del que Anuncios ha sido medio oficial. En el encuentro se ofrecieron detalles sobre lo que está hecho y lo que queda por hacer, y se trazaron algunas líneas para ilustrar cómo las marcas pueden ser sostenibles en la era de la disrupción.


    Uno de los términos que se adueñó de buena parte del desarrollo de SB Madrid es moonshoot, que, aunque literalmente se traduzca como ‘disparo a la luna’, puede definirse como una idea radical que apuesta por lo inimaginable para conseguir un éxito revolucionario. La primera persona en mencionarlo fue Kyla Westphal¸ climate tech marketing lead de X, compañía antes conocida como Google X que opera como un laboratorio de investigación al más alto nivel, en el que la inteligencia artificial y la robótica son, entre otros, algunos de sus grandes aliados.

    Moonshot es la combinación de un gran problema, de una solución radical y de una tecnología disruptiva”. Ejemplo de ello pueden ser un coche que conduce solo, que surgió como la respuesta a la gran cantidad que diariamente fallece en accidentes de tráfico, o la experiencia de esta profesional en el entorno rural australiano, que mejoró su contacto con el exterior gracias a los envíos de paquetería con drones. “Conseguimos crear un puente entre su realidad y sus necesidades”, dijo.

    Creatividad

    En un vídeo proyectado en pantalla, Simon Cook, director de Cannes Lions, explicaba que “la creatividad no solo ayuda a las marcas a alinearse con la sostenibilidad, sino que les ayuda a desarrollar su estrategia. El progreso también puede venir de la mano de la creatividad, que impulsa el negocio y el bien”. Esta reflexión realizada por el responsable del festival creativo internacional por antonomasia dio pie a una reflexión en la que Thomas Kolster, fundador y director creativo de la agencia Goodvertising, indicaba que “hace una década estaba claro que el propósito elevaba el negocio, pero ahora el propósito es la base, está transformando el propio negocio. Y lograr la confianza es otra de las claves, por lo que nuestro trabajo tiene que ser honesto”.

    Desde la óptica de una compañía familiar, la mallorquina Camper, Cecilia Llorens, directora de diseño de producto y miembro del comité ejecutivo, exponía que lograr y transmitir el propósito correcto “es fundamental. Es una manera para conectar con los consumidores y que no piensen que estás haciendo greenwashing”. Para ella, “la sostenibilidad no solo debe estar en lo que comunicamos, sino que debe comenzar en lo que hacemos, en cómo diseñamos, en cómo fabricamos”.

    Uno de los datos comentados durante la jornada es que el 80% de las emisiones de carbono del packaging viene de la impresión. Y José Gorbea, global head of brands, agencies & sustainabiliy innovation de HP Graphics, apuntaba que “nuestra misión es transformarlo. Además de por las marcas, lo hacemos por la comunidad. El packaging ofrece valor añadido a la experiencia física a través de la personalización”.

    Fans

    “Todo está cambiando en marketing. Ha cambiado la tecnología, que ha abierto nuevas maneras de hacer marketing. Aunque se habla de crear conversaciones con los clientes, en realidad es muy difícil crearlas. Y la sostenibilidad está abriendo nuevas vías”. Esta fue una de las ideas pronunciadas por Julián Villanueva, profesor y director del departamento de marketing de IESE Business School.

    Por su parte, el consejero delegado de Auara, Antonio Espinosa de los Monteros, “las marcas tienen personalidad y están hechas de personas. Igual que hay personas que gestionan el activismo desde el odio y no desde una óptica positiva, es algo que también les ocurre a las marcas”.

    Participante también en esta mesa, la directiva de Camper, Cecilia Llorens, explicó que en su compañía, “cuando creamos, pensamos desde el concepto hacia la comunicación. Cuando diseñamos un producto, pensamos también en la historia que queremos contar. Nuestras colecciones se basan mucho en valores. Al tener estos valores tan arraigados, nos permite tener unos códigos propios”.

    Tres casos

    Una de las cuestiones que mantiene un vínculo muy estrecho con la sostenibilidad es la cadena de suministro. Y tres fueron las compañías que aportaron su perspectiva al respecto en Sustainable Brands Madrid. José Antonio Echeverría, chief customer service y supply chain officer de Coca-Cola Europacific Partners, desveló que, “aunque somos una marca global, tenemos una huella local muy importante”. Y, precisamente en busca de reducir su huella de carbono, tienen en marcha una estrategia llamada Action on climate que desde 2010 les ha permitido reducir notablemente su impacto y que persigue objetivos como alcanzar la neutralidad de emisiones en 2040”.

    En el caso Brambles, Juan José Freijo, global head of sustainability y EMEA government affairs, la compañía de organización logística ha puesto en marcha una cadena global de suministros regenerativa: “Tenemos un modelo de economía colaborativa en el que un palé no se pierde, sino que avanza en toda la cadena de suministro y sirve al final de su tarea para otro cliente”.

    Como portavoz de Auara, Antonio Espinosa de los Monteros, explicaba que “creemos que la sostenibilidad real en la cadena de valor es la intersección de tres vectores: gente, planeta y finanzas. Cuando combinamos los tres valores, sabemos que estamos hablando de sostenibilidad”.

    Impacto positivo

    ¿Cómo logra Lush Cosmetics generar un impacto positivo en el planeta? Según mencionó Heather Deeth, head of buying, “lo llevamos haciendo desde hace más de veinticinco años y creemos que la transformación es posible”. La compañía de cosmética persigue este fin a través de tres elementos: reconociendo el valor humano de la cadena de suministros, impulsando la sostenibilidad desde el departamento de compras para “reimaginar las relaciones”, y dotando a la cadena de suministros de una innovación capaz de generar una transformación regenerativa.

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados