martes 20 octubre 2020


Búsqueda avanzada

Portada

Publicidad

Intro

Hennessy, Droga5 y el primer gran maestro de ajedrez de raza negra

La marca de cognac y su agencia presentan una espectacular entrega de su campaña ‘What’s your wild rabbit?'

18 septiembre 2020

Estamos en un parque de Nueva York. Los chicos negros juegan. Se vacilan. Se muevan rápido. Improvisan rimas. Atacan rápido. Se miran con chulería. Se repliegan para defender. Sudan. Pero no corren. Están sentados. Porque no es baloncesto. Ni una batalla de gallos. Es ajedrez.

El último trabajo  de Droga5 para el cognac Hennessy es un homenaje a Maurice Ashley, el primer gran maestro de raza negra. Se trata de un espectacular spot de dos minutos en que se dramatizan diversos episodios de su juventud –estanos en los primeros 90-  cuando jugaba contra otros miembros de la Black Bear Chess School, un grupo de tipos obsesionados por el juego cuyas partidas tenían un límite de tiempo de cinco minutos. Todo había de ser rápido: la mente para pensar y la mano para mover las fichas, retirarlas del tablero en su caso y apretar el botón del reloj. Y, a la vez que eso, los tipos de la Black Bear trataban de distraer al oponente con bromas, expresadas también a gran velocidad.

El spot tiene tanto ritmo como cualquier otro anuncio de deportes, sensación a la que contribuyen un montaje en el que se combinan la pausa y la aceleración y una banda sonora que mezcla lo clásico con el jazz y el hip hop.

El anuncio ha sido producido por Somesuch y dirigido por Daniel Wolfe. Es una nueva entrega de la campaña What’s your wild rabbit?, expresión que literalmente se traduce como “¿Cuál es tu conejo salvaje?” y que  se refiere a la secreta ambición o al sueño dorado que algunas personas persiguen. La campaña, que se deriva del lema de Hennessy, Never stop. Never settle (Nunca te pares. Nunca te conformes),  ha retratado en la última década a varias personalidades notables obsesionadas con un objetivo, como el piloto Malcolm Campbell, que consiguió varios records de velocidad en coche, o el ciclista negro Major Taylor, que asimismo consiguió varias marcas, en su caso a finales del siglo XIX. Ashley, por su parte, logro su distinción como gran maestro internacional en 1999.

Publicidad
Publicidad