domingo, 15 de septiembre de 2019

Portada

Publicidad

Intro

Miriam Martínez y los 'exquisite nerds' con los que juzgó los Radio & Audio Lions

Un resumen de la experiencia como jurado en Cannes Lions de la directora creativa ejecutiva de Mi Querido Watson

28 de junio 2019

Un grupo de ‘exquisite nerds’ que sobre todo sabe escuchar

Así pasará a mi historia personal el maravilloso jurado de Radio y Audio con el que he compartido siete días en el Palais de Cannes. Casi dos meses de votaciones previas online y una semana de trabajo en una sala donde te lo juegas todo. Te juegas el nivel creativo de tu categoría, te juegas tu reputación y el papel de la compañía que representas y te juegas el número de metales para tu país.

Te juegas mucho, por eso, lo mejor es disfrutar. Y cuando tienes un presidente del jurado como es Jose Miguel Sokoloff, capaz de generar el clima de escucha y fair play necesario para llegar a los mejores acuerdos, y a unos compañeros de juego que no solo destacan por su talento sino también por su calidad humana, la presión se transforma en diversión y aprendizaje constante.

Así que nos pusimos orejas a la obra y descubrimos una categoría que no solo no estaba de bajonazo sino que ha demostrado ser una cantera de nuevas ideas y posibilidades creativas. 

La radio tradicional sigue haciendo brillar el writing, el script, la música, el craft, el diseño de sonido, la innovación... Pero además, el audio nos abre un mundo de nuevos medios y canales para hacer cosas increíbles: los podcasts, el audio brand content, las plataformas de música, los asistentes de voz, etcétera.

Muchas cuñas, muchos cases con campañas basadas en audio, de los que pasamos a shortlist solo un 10% del trabajo de una forma más o menos sencilla y donde lo complicado fue decidir los metales. Al final, el contexto cultural y el peso de las campañas que ya vienen premiadas previamente hace difícil pelear un metal para campañas menos conocidas o más locales. 

Algo que pesó para las campañas que presentaba España. Para mí fue un drama ver que en la votación previa online solo habían pasado tres piezas españolas. Tenía tres oportunidades y ninguna más. Y cuando estás allí, sientes el trabajo de tus colegas españoles como tuyo propio. Finalmente pasaron dos a shortlist y las dos consiguieron metal: un plata para la campaña de MRM//Mcann para Vauxhall y un bronce para El otro sonido del mar de Ogilvy para CEAR. Así que me siento muy contenta con el resultado.

De lo premiado destacaría, además del Grand Prix para Westworld the Maze, de HBO, que nos ha abierto un camino en el audio con el uso los asistentes de voz, tres campañas muy diferentes: Broadway the Rainbow, de Skittles, por su ruptura radical y valiente del formato; BK Bot, para Burger King, por conseguir hacernos reír de forma inteligentísima con lo más aburrido del mundo, la inteligencia artificial; y la campaña de radio sudafricana para City Lodge Hotel Group que fue capaz de enamorar en la lengua zulú a todo un jurado internacional.

De todo esto me llevo el mejor Grand Prix, ese grupo de exquisite nerdsamigos con los que quedar en distintas latitudes del mundo, y el maravilloso trabajo de equipo con el resto de jurados españoles. Orgullo de haber compartido con todos ellos mi primera vez de jurado en Cannes y de ver el resultado de su gran trabajo. ¡Un rosé para brindar con todos!

Publicidad

Concursos

> No hay Concursos para la fecha seleccionada.

Publicidad