miercoles 12 mayo 2021


Búsqueda avanzada

Portada

Publicidad

Intro

Feliz día de la 'malamadre'

Sobre estereotipos

28 abril 2021

Todos los años en esta época vemos campañas dirigidas a las madres que ensalzan nuestros valores como si hablaran de súper héroes. Anuncios que nos emocionan con madres que gracias a su esfuerzo titánico han logrado que sus hijos sean campeones olímpicos, madres a las que la publicidad alaba porque el suyo es el trabajo más duro y difícil del mundo. Nos atribuyen cualidades de psicóloga, enfermera, cocinera, profesora, experta en nutrición, chófer, adivinadora del futuro, súper mujeres, súper madres… Parece que ser madre te provee de cualidades cuasi mágicas que son dignas siempre de admiración, y a veces de compasión, para nuestras parejas e hijos. Sí, estamos sobrecargadas de trabajo fuera y dentro de casa pero al menos reconocen nuestra labor... ¿Debemos sentirnos halagadas? Por mi parte creo que no son más que unas palmaditas en la espalda para que sigamos haciéndolo así de bien y no nos quejemos demasiado. Estos estereotipos lo único que hacen es perpetuar la idea de que el rol de los cuidados debe recaer sobre nosotras. El sistema alaba el agotamiento de las madres multitarea: no sólo tenemos que realizar nuestro trabajo de manera impecable, también tenemos que ser perfectas como madres, saber qué día tienen gimnasia los hijos, poner un desayuno saludable en la mochila, acordarnos de los cumpleaños de sus amigos y organizar el regalo, tener la despensa llena y el menú de la semana organizado, una labor de planificación que nadie más hace y cuya única recompensa son esos mensajes almibarados. Pero es una trampa peligrosa, todo lo que se nos atribuye parece ser positivo, porque hacemos el bien a nuestro alrededor, sin embargo la presión que suponen la abnegación y el sacrificio obligatorio más el agravante del miedo a fallar, a no ser suficiente, a ser una mala madre, aumentan aún más esa carga mental que ya padecemos. 

Me da tristeza oír a otras madres del colegio quejarse de lo poco representadas que se ven en la publicidad. Cuidar de nuestros hijos es algo maravilloso y satisfactorio, pero lo sería más si esa tarea fuera repartida, si dejaran de chantajearnos con el arma de doble filo de la 'mamá perfecta'.  Por eso para el día de la madre sólo espero ser justo lo contrario, un poco más 'malamadre'. 

Publicidad
Publicidad