• Más Anuncios

    Lecturas para el verano: ‘Rayuela’

    Pepa Rojo elige la novela de Cortázar como libro recomendado

    • Redacción 11 agosto 2011
  •  




    Rayuela


    Julio Cortázar
     
     


     
     
     
     
     
     
     

    Un libro interactivo

    “Para mi aprendiz a Maga”; así decía la dedicatoria.
    Rayuela es una novela que uno puede leer de la manera tradicional, capítulo tras capítulo, o de manera descolocada, es decir, saltando capítulos y alternando el camino lineal de la novela. Cortázar dice que Rayuela es muchos libros, pero sobre todo dos.
    El lector elige una de las dos posibilidades, la corriente o la nada-corriente. Yo decidí leerlo de manera nada-corriente y eso me ha ayudado a ir contra corriente. Las filas nunca me han gustado.
    Nunca jamás tuve en mis manos un libro que me diera tanta libertad de elección. Pero ese encuentro casual, ya que era un libro que me habían regalado, “era lo menos casual en nuestras vidas”, como dice JC.
    Rayuela es inspirador tanto en su prosa surrealista a ratos, como en su manera de exponerse. Así me gusta entender la vida, y así intento escribir cada día mis actos sin que haya una rutina escrita de cómo vivirla.
    Para un creativo, me parece una manera realmente creativa y brillante de exponer una historia. Más bien parece la anti-novela. Una historia de búsqueda, una búsqueda intensa, y qué es sino la vida, búsqueda continua. Pero es que en la profesión de publicitario la curiosidad lo es todo. Sin curiosidad parece que todo carece de sentido.
    A pesar de ser prosa, hay mucha poesía en Rayuela. A un copy como yo, me regalaron mucho sus 155 capítulos. Y bendito sentido del humor. Cortázar llena de humor sus páginas y qué sería de los publicitarios sin sentido del humor. Reírnos de nosotros mismos a veces ayuda.
    Más allá del viaje continuo entre París y Buenos Aires, creo que Cortázar quería que los lectores participaran en Rayuela de una manera especial, en cierta manera es un libro interactivo.
    A mí me marcó, me cambió y ha seguido influyéndome a lo largo de mi vida.
    Ya lo decía Bill Bernbach: “Las reglas son lo que los artistas rompen; lo memorable nunca emerge de una fórmula”.
    Pues eso. Gracias, Cortázar.


    Pepa Rojo

    Directora general digital creativa en Grey Madrid
      • Autor
      • Redacción