• Más Anuncios

    Toshiba envía una silla al espacio

    En su nueva campaña, creada por Grey Londres

    • Silvia Ocaña 18 noviembre 2009
  • Accede a la campaña

    Toshiba ha lanzado en Reino Unido Space Chair, su última campaña de televisión, que ha sido creada por Grey Londres. Rodada en el desierto de Nevada, la película sigue el viaje de una silla que asciende hasta una altitud de 98.268 pies (unos 30 kilómetros) elevada por un globo de helio. Todo fue grabado por las cámaras de Toshiba, que siguieron el mismo trayecto que la silla. Se han preparado dos ejecuciones del spot. La primera se verá este año para anunciar la serie de televisores Regza. En 2010 se utilizará la misma creatividad para promocionar una nueva gama de ordenadores portátiles.

    Básicamente la idea consistía en enganchar una silla con algunas cámaras a un globo y echarlo a volar, aunque el proceso ha sido un poco más complicado que todo eso. Hungry Man es la productora de la película, que ha sido dirigida por Andy Amadeo, director creativo de Grey Londres.

    Para el rodaje se tuvo que idear un sistema que permitiera sujetar las cámaras y que al mismo tiempo fuera lo suficientemente liviano como para que el globo se elevara. La silla tampoco era un mueble corriente. Se hizo una silla especial fabricada con madera de balsa, la madera más ligera conocida, que costó unos 2.800 euros. En total, el peso de todo el montaje no llegaba a los dos kilos. Suficiente para que el globo volara durante 83 minutos y alcanzara casi los 30 kilómetros. Lo que en realidad no se consideraría el espacio, ya que no supera la línea Karman, la frontera que separa la atmósfera y el espacio y que los científicos suelen fijar en unos 100 kilómetros de altura.

    De cualquier forma, la altura alcanzada por el globo es considerable. Tanto que, según cuenta Toshiba en una nota de prensa, para grabar el anuncio fue necesaria una autorización de la Administración Federal de Aviación.

    GPS

    El globo llevaba incorporado cuatro sistemas de GPS para controlar su posición en todo el momento. Los dispositivos enviaban información cada 15 segundos a un control, donde era monitorizada vía satélite, lo que permitió al equipo localizar la silla una vez hubo vuelto a la tierra. Porque tras 83 minutos de vuelo, la silla cayó al suelo, y lo hizo en sólo 24 minutos.

    “Nuestro objetivo”, afirma Matt McDowell, director de marketing de Toshiba en Reino Unido, “era crear una campaña que reflejara la filosofía de Toshiba como líder en innovación. Elegimos mandar una silla de viaje porque es un elemento esencial en la experiencia de los usuarios de los productos Toshiba, tanto si están viendo la televisión o usando un portátil”.

    “El año pasado probamos que con las cámaras domésticas se podía producir una pieza nunca vista. Esta vez, hemos usado las cámaras de alta definición de Toshiba para producir algunas de las más sorprendentes escenas rodadas en el límite del espacio”, asegura Andy Amadeo. En sus declaraciones el creativo se refiere a ‘Timesculture’, el spot que hicieron el año pasado y que experimentaba con la técnica del bullet time.

    Semejanzas

    Poco han tardado en surgir comentarios que acusan al anuncio de ser una copia. Un lector de revista Campaign ya ha señalado en la web de la revista las semejanzas del spot  con un proyecto que llevó a cabo Simon Faithfuls, un artista experimental, hace cinco años. El vídeo está colgado en YouTube.

    Noticia relacionada:
    Toshiba, al estilo Matrix

      • Autor
      • Silvia Ocaña